Blog

¿Tu hijo nació o nacerá durante la pandemia? Si la respuesta es sí, este post para ti.

Los bebés, desde su nacimiento, estarán expuestos a miles de microbios en su entorno, que se encuentran en los alimentos que come, el aire que respira y las cosas que se lleva a la boca. El sistema inmunológico de los bebés está preparado para combatir la mayoría de los microbios, pero hay algunas enfermedades contra las que no puede luchar. Enfermedades como: Hepatitis B, Difteria, Tétanos, Tosferina, Haemophilus Influenzae tipo B y Polio.

Estas son enfermedades muy peligrosas. Para ponerte un ejemplo, la tos ferina para un recién nacido puede ser mortal. A nivel mundial, 63,000 niños menores de 5 años mueren cada año a causa de esta enfermedad y los casos más serios se dan en infantes menores de 6 meses.

Ahora, te preguntarás: ¿Cómo cuidarlo ante tantas amenazas para su salud? Existe una forma de mantener protegidos a nuestros pequeños de muchas enfermedades: la vacunación.

Los bebés necesitan las vacunas para reforzar su sistema inmune, por eso es fundamental que seamos conscientes de la importancia que tiene cumplir con el esquema de vacunación en los tiempos indicados.

Lo sabemos… Seguro estás pensando: “Es que no me gusta la idea de que pinchen a mi bebé” o “No quiero exponerlo en un centro de salud” y… ¿sabes qué? ¡te entendemos perfectamente! Pero te contaremos algo muy interesante. Gracias a los avances científicos, hoy existe la vacuna hexavalente, una vacuna que ayuda a proteger a tus hijos contra las seis enfermedades graves que mencionamos al inicio del video. Al ser una vacuna acelular, uno de los principales beneficios es que genera menos reacciones adversas en tu bebé. De esta forma, tu pequeñín y tú tendrán una mejor experiencia de vacunación.

¡Protegido y seguro contra 6 enfermedades!

Y no solo eso… otro gran beneficio de la vacuna hexavalente es que, al ser una vacuna 6 en 1, te permitirá cumplir con mayor facilidad el calendario de vacunación de tu bebé y reducirás las visitas a los centros de vacunación, lo que representa menor exposición para ti y tu pequeño. Salud y tranquilidad para todos.

Ahora, déjame contarte sobre las dosis y los refuerzos que deberás colocarle a tu hijo. La vacuna hexavalente se coloca a 2, 4 y 6 meses de nacido. También se puede aplicar a los 18 meses (debe ser consultado previamente con el doctor). Con cada refuerzo, la inmunidad de tu bebé aumentará, vale totalmente la pena ¿verdad?

Recuerda que tu familia y tú también pueden vacunarse contra la tos ferina, de esta forma no serán portadores de la enfermedad y no la transmitirán al bebé.

Sabemos que tu bebé es lo más importante en tu vida y qué harías lo que fuese para protegerlo, sobre todo en una situación como la que estamos viviendo. Por eso, para seguir disfrutando sanos y seguros, protégelo con una simple acción: vacunación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies